Misericordia, de Benito Pérez Galdós

Hoy vengo con la reseña de una novela que me ha encantado: Misericordia (1897), de Benito Pérez Galdós.

CONTEXTO

Misericordia es una de las últimas novelas de Benito Pérez Galdós, la escribió en la primavera de 1897, a punto de cumplir 54 años y cuando ya había escrito la inmensa mayoría de sus novelas. De hecho, después de Misericordia, solamente publicaría ya El abuelo, Casandra y El caballero encantando, así como la 3ª, 4ª y 5ª serie de Episodios nacionales. Por lo tanto, estamos ante una obra de gran madurez literaria, que se engloba dentro de lo se conoce como ciclo espiritualista.

El año en que se publicó Misericordia, 1897, fue para Galdós un año importante en cuanto a lo literario, principalmente por dos motivos:

  • Ese año ingresó en la RAE, para cuyo acto leyó su discurso La sociedad presente como materia novelable.
  • Ganó el pleito sobre la propiedad de los derechos de autor de sus obras.

Además, en este mismo año sucedió un hecho histórico muy importante como lo fue el asesinato de Cánovas del Castillo, que fue el político creador y máximo dirigente del Partido Conservador.

Antonio Cánovas del Castillo

El momento histórico en el que transcurre la acción no se menciona expresamente, pero se deduce que coincide con el año en que se publicó (es decir, 1897) o fechas muy cercanas a esta. En cuanto al escenario que se nos presenta, es el de los barrios más pobres del Madrid de finales del siglo XIX. Estamos ante un retrato real de aquella sociedad que no vivía, sino que sobrevivía en unas condiciones de tremenda pobreza.

Pero Galdós no nos muestra a los pobres como seres indefensos o dignos de compasión, sino que los presenta con todos los atributos, malos o buenos, de la condición humana, y dentro de una jerarquía. Se trataba de una sociedad dividida, pero no solo entre las diferentes clases, sino que, dentro de los pobres, también se dividían jerárquicamente. En este sentido, y así se explica muy bien en la novela, los mendigos se dividían en subclases:

  • Trabajadores honrados que se ven obligados a practicar la mendicidad por necesidad. Porque no les queda otra opción para sobrevivir. Aquí tenemos a la protagonista: Benigna.
  • Indigentes abocados a pedir limosna, como el ciego Mordejai (también llamado Almudena).
  • Los que se dedican de forma profesional a la mendicidad, quienes llegan a hacerse con su propio caudal, es decir, que hacen de la mendicidad una profesión. Aquí estarían la Casiana y Eliseo, que son, dentro de los mendigos, aquellos que mandan, que tienen una posición dominante y que siempre recaudan más dinero y se colocan en los mejores sitios.

Galdós nos muestra, por tanto, un escenario muy realista. De hecho, él mismo se adentró en estos barrios para conocer esta realidad viéndola con sus propios ojos y plasmarla para la eternidad con la inigualable maestría de su pluma. Es el propio Galdós quien nos explica esto en el prefacio que escribió para la edición francesa de Misericordia, en 1913. Este prefacio es muy interesante porque te explica cómo se documentó o cómo se inspiró para escribir la novela Misericordia. En este sentido, dice:

También nos cuenta en este prefacio que, para la creación de Mordejai, personaje de gran importancia en la novela, se inspiró en un vagabundo real, un ciego que pedía limosna y a quien el propio Galdós llevó consigo por las calles céntricas de Madrid, invitándole a comer y conversando con él. Por tanto, este personaje podríamos decir que está extraído de la vida misma, de ahí su carácter tan real.

Y ya para terminar con este apartado, simplemente decir que el objetivo de Galdós a la hora de escribir esta novela era, como él mismo dice:

Formar un mundo complejo, heterogéneo y variadísimo, para dar idea de la muchedumbre social en un período determinado de la Historia.

EL TÍTULO: MISERICORDIA

Una vez que hemos situado la obra en contexto, vamos a comenzar analizando el título.

Misericordia es una palabra que viene del entrecruzamiento de la palabra latina cors (corazón) y miseria. Por tanto, el sentido etimológico de misericordia es:

Tener la miseria del otro en el corazón.

El título Misericordia lo podemos entender en un doble sentido:

Por un lado, el que se refiere a la caridad burguesa, personificada desde la primera escena de la novela en la persona de don Carlos, prototipo de hombre burgués que reparte limosnas a la entrada de la Iglesia. También se hace una breve mención a “doña Guillermina la Santa”, personaje que ya nos apareció en Fortunata y Jacinta y que aquí trae Galdós a colación evocando su recuerdo. Guillermina la Santa era también un personaje que, desde su posición de burguesa, ayudaba a los pobres dándoles limosnas.

Doña Guillermina

Otra concepción de Misericordia podría ser en un sentido de caridad institucional, la cual se encarna en el Hospital de la Misericordia, administrada por el personaje de don Romualdo Cedrón. Pero no parece que se trate esta de una misericordia en el verdadero sentido de la palabra, pues este tipo de caridad no tendría otro objeto que el de controlar y reprimir la rebelión de las masas. Como menciona acertadamente en la introducción que trae la edición que he leído (Akal): En lugar de socorrer al necesitado, se pretende encerrarlo tras los muros de una misericordia o caridad institucionalizada con la que la burguesía trata de acallar su mala conciencia frente al sufrimiento y miseria. La beneficiencia parece vincularse a los objetivos de dominio y de control por parte de la clase dominante.

Y en contraposición a lo anterior, tendríamos el concepto de Misericordia como amor real ante el sufrimiento ajeno injustamente infligido. Este tipo de misericordia es el que parece corresponder más con el sentido etimológico de la palabra que ya hemos referido: llevar la miseria del otro en el corazón, y vendría encarnada en la propia protagonista de la novela: Benigna. Se trata de una caridad misericordiosa en tanto que ella, desde su posición más humilde y de pobreza, se identificada desde sus entrañas con el dolor y el sufrimiento de los más necesitados.

ARGUMENTO Y PERSONAJES

En cuanto al argumento de Misericordia, poco voy a decir, pues no me gusta desvelar demasiados detalles de la trama. Hablando resumidamente, podemos decir que esta novela trata sobre Benigna, una mujer muy buena y muy pobre, que practica la mendicidad para ayudar a sobrevivir a su señora Doña Francisca, una viuda de la alta burguesía cuyos despilfarros la han llevado a la indigencia. Benigna, para ayudar a su antigua señora, se ve en la necesidad de practicar la mendicidad pidiendo limosna en la puerta de una iglesia.

Veamos brevemente cómo Galdós nos presenta a Benigna:

En la novela también conoceremos a los mendigos con los que se relaciona Benigna, muy especialmente el ciego mordejai, a quien también llaman el moro Almudena.

Por otro lado, tenemos los personajes de la alta burguesía que ha perdido su fortuna, representados en doña Francisca (la señora de Benigna) y también a un personaje de especial importancia al que llaman don Frasquito Ponte.

Luego están los personajes que sí conservan su fortuna y que siguen siendo ricos, como es el caso de Don Carlos, el viudo que reparte limosnas a la puerta de la iglesia, prototipo del burgués conservador de carácter religioso y caritativo solo a efectos de las meras apariencias. A este personaje se le describe como un monomaníaco de la contabilidad, frase que resume su obsesión por los números y por ahorrar, lo cual va muy ligado a su espíritu burgués.

La novela Misericordia es precisamente una novela antiburguesa, se critica ese poder dominante de la clase social más alta y cómo su manera de ayudar consistía en mantener a los pobres contentos, pero manteniéndolos marginados dentro de la sociedad. No representa, por tanto, esa idea de misericordia de la que estábamos hablando y que sí se encarna en la persona de Benigna.

OPINIÓN PERSONAL

En este apartado tengo que decir que la novela Misericordia me ha encantado, decidí leerla porque se dice que, junto con Fortunata y Jacinta, es una de las mejores y más internacionales obras de Benito Pérez Galdós. Es un relato magnífico, una historia que te encoge el corazón. El personaje de Benigna es pura bondad; de hecho, no es casualidad que Galdós escogiera para ella precisamente ese nombre: Benigna, que según la RAE significa Afable, benévola, piadosa.

A Benigna se le representa como una figura cuasi angelical, y así se refiere a ella el propio personaje don Frasquito, que continuamente está diciendo que Benigna es un ángel.

Me ha parecido una historia muy conmovedora, y esa conmoción viene precisamente del hecho de asistir a un escenario tan real. Lo que hace Galdós es una radiografía del alma social de esa época. Y es inevitable que, en determinadas escenas, sientas rabia hacia esa clase burguesa dominante que desprecia y margina al pobre, y se te encoja el corazón al contemplar la situación de miseria. En definitiva, con esta novela Galdós contagia al lector de ese verdadero significado de la palabra misericordia, que consiste, como he dicho al principio, en llevar la miseria del otro en el corazón.

Por todo ello, recomiendo muchísimo leer esta novela, ya que es una historia preciosa, conmovedora y que da pie a reflexionar sobre un tema de trascendencia social como lo es la pobreza, que puede trasladarse perfectamente a nuestros días, donde vivimos una época en la que la brecha que separa a los ricos de los pobres es cada vez más profunda.

Hasta aquí la reseña de Misericordia, muchas gracias y ¡nos vemos en la próxima reseña!

4 comentarios en “Misericordia, de Benito Pérez Galdós”

  1. Excelente exposición acorde con la genialidad de Galdós ,las reseñas literarias tienen su arte y son ayuda y enseñanza para poder captar la esencia de obras literarias y estimular nuestro interés por leerlas . Gracias

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s