La conjura de los necios, de John Kennedy Toole

Hoy vengo con una reseña muy especial, ya que se trata de una de las mejores novelas que he leído y, sobre todo, con la que más he disfrutado y me he reído. Se trata de La conjura de los necios de John Kennedy Toole.

EL AUTOR

Antes de contaros de qué trata el libro y de compartir mi opinión personal, me gustaría hacer una breve referencia a su autor y, sobre todo, a la trágica historia que envuelve su vida, ya que se suicidó con tan solo 31 años y ni siquiera llegó a ver publicada su novela.

John Kennedy Toole nació en Nueva Orleans en 1937. Era un genio, y esto es algo que se puede comprobar simplemente leyendo esta sublime novela. Sin embargo, tuvo problemas; sufrió depresión y un sentimiento muy fuerte de fracaso que se agravó por el hecho de que le rechazaran publicar su novela, La conjura de los necios, que había escrito a principios de la década de los 60.

Finalmente, sin llegar a cumplir los 32 años, se suicidó intoxicándose con el monóxido de carbono de su coche el 26 de marzo de 1969.

John Kennedy Toole

Si hoy conocemos su obra es gracias a la tenacidad de su madre, Thelma Toole, que perseveró y luchó por cumplir el sueño de su hijo. Esta mujer, se presentó en 1976 en el despacho del novelista Walker Percy, que por aquel entonces daba clases en la Universidad Loyola Nueva Orleans. Se presentó allí con el manuscrito de su hijo y le pidió a Percy que lo leyera. Este se sintió reacio al principio; él mismo cuenta, en el prólogo de la novela, que no tenía demasiadas expectativas, pero que finalmente se decidió a leer el manuscrito por la insistencia de Thelma, que le afirmó que se trataba de una gran novela.

Thelma Toole, madre de John Kennedy Toole

Walker Percy nos cuenta en el prólogo que comenzó a leerla y siguió y siguió:

Primero, con la lúgubre sensación de que no era tan mala como para dejarlo; luego, con un prurito de interés; después con una emoción creciente y, por último, con incredulidad: no era posible que fuera tan buena.

Walker Percy

Walker Percy, editor original de La conjura de los necios

Quedó fascinado con esta novela y con su protagonista Ignatius Reilly, a quien definió como:

Un tipo raro, una especie de Oliver Hardy delirante, Don Quijote adiposo y Tomás de Aquino perverso, fundidos en uno.

Decidió publicar la novela, que salió a la luz en 1980 publicada por la Universidad Estatal de Louisiana, teniendo un éxito arrollador, y el año siguiente se le concedió el premio Pulitzer.

Antes de terminar con este apartado, me gustaría comentar que hay otra novela de John Kennedy Toole, que se publicó también póstumamente y cuando el autor ya había alcanzado la fama con La conjura de los necios. Esta novela se titula La biblia de neón, y fue la primera novela que escribió, con tan solo 16 años, pero que tiene buenas críticas a pesar de haberla escrito tan joven, quizás no está a la altura de La conjura de los necios, pero ya tenía muchísimo talento a esa edad. Esta novela la ha publicado también Anagrama y estoy deseando leerla y contaros qué tal.

La Biblia de Neón de John Kennedy Toole.

SINOPSIS

En este apartado voy a ser breve, solo quiero que os hagáis una idea de qué trata la novela pero sin entrar en su argumento, prefiero que eso lo descubra el lector para que le sorprenda y lo disfrute más.

Lo primero de todo, decir que el título de la novela “La Conjura de los necios” hace referencia a una frase del escritor Jonathan Swift, que en un ensayo satírico dijo: 

Cuando en el mundo aparece un verdadero genio, puede identificársele por este signo: todos los necios se conjuran contra él.

Jonathan Swift

La novela tiene por protagonista a Ignatius Reilly, un hombre de 30 años que vive con su madre en una casita de la calle Constantinopla en Nueva Orleans. Ignatius es un personaje de lo más peculiar, uno de los mejores personajes que nos ha dado la Literatura, y es un ser extraño en el sentido de que sus ideas y su visión del mundo choca de lleno contra la sociedad moderna en la que vive.

Es un hombre que tiene obesidad, un gusto muy particular en la forma de vestir, siempre con su gorra verde de orejeras, y problemas gástricos debido a su válvula pilórica, que se le abre y se le cierra, lo cual le hace eructar constantemente. Vive encerrado en su habitación, siempre escribiendo en sus cuadernos lo que para él va a ser una obra muy exitosa y comercial.

Imagen con la que se representa a Ignatius Reilly, protagonista de La conjura de los necios

Pero un día, y esto sucede en las primeras páginas del libro, yendo en el coche con su madre tienen un accidente, causan unos daños que tienen que reparar pagando mil dólares, que en aquella época era muchísimo, y entonces su madre le insiste en que tiene que buscar un trabajo.

Es así como Ignatius comienza a relacionarse con unos y otros personajes en esa sociedad de Nueva Orleans, con la que choca debido a su peculiar carácter. Es aquí cuando te ríes a carcajadas con las idas y venidas de Ignatius, con sus respuestas tronchantes, las reflexiones que escribe en su cuaderno, las cartas que envía a su amiga Myrna y, en definitiva, con unas escenas memorables.

No me voy a extender más en este apartado, como digo prefiero que lo descubráis vosotros, así que voy a pasar directamente al apartado de opinión personal.

OPINIÓN PERSONAL

Como ya he avanzado en la introducción, este es el libro con el que más me he reído en toda mi vida. Pero no solo me ha parecido un libro divertido, con unas escenas geniales y un personaje inolvidable como lo es Ignatius Reilly. La novela no se reduce solo a una historia humorística, sino que es mucho más: es sorprendente, es rompedora, está cargada de un extraordinario humor negro, de diálogos hilarantes; es, en definitiva, una obra maestra.

Sin embargo, a pesar de estar contada en forma humorística, esta novela está envuelta por una atmósfera de tristeza, y es que, como dice su editor Walker Percy en el prólogo:

Uno nunca sabe exactamente de dónde viene la tristeza, si de la tragedia que hay en el corazón de las grandes cóleras gaseosas y las lunáticas aventuras de Ignatius, o de la tragedia que rodea al propio libro.

Walker Percy

Walker Percy nos habla de una doble tragedia: por un lado, la del suicidio de su autor, y por otro, la posible gran obra que con su muerte se nos ha negado. En este sentido, dice:

Es una verdadera lástima que John Kennedy Toole ya no esté entre nosotros, escribiendo. Pero nada podemos hacer, salvo procurar que al fin esta tragicomedia humana, tumultuosa y gargantuesca, pueda llegar a un mundo de lectores.

Walker Percy

Y a esta doble tragedia me gustaría añadir una tercera, que es la que se refiere al intento de una adaptación cinematográfica imposible de llevar a cabo, y es que, La conjura de los necios, intentó llevarse al cine en nada menos que 3 ocasiones: primero lo intentaron con John Belushi en el papel de Ignatius, pero este actor falleció como consecuencia de una sobredosis; después lo intentaron con John Candy, que murió de un infarto; y hubo un tercer intento con Chris Farley, que falleció de sobredosis al igual que el primero. Después de esto, nadie se ha atrevido a volver a intentarlo, se dice que es un «rodaje maldito».

Así que, si queremos ver a Ignatius, tendremos que ir a Nueva Orleans, frente a la antigua tienda D.H. Holmes, donde se encuentra una estatua que representa a Ignatius en la memorable primera escena de la novela, cuando se encuentra esperando a su madre en el centro comercial.

Estatua de Ignatius Reilly en Nueva Orleans

Para ir terminando, me gustaría decir simplemente que esta novela es de lo mejor que he leído este año y en toda mi vida. Le doy las gracias a mi madre porque fue ella quien me la recomendó, y estoy convencida de que la volveré a leer más veces en el futuro.

Quiero concluir con esta breve crítica, que me encanta, de Greil Marcus en Rolling Stone. Este crítico, dijo lo siguiente sobre La conjura de los necios:

Este libro se ha reseñado en todas partes, y a todos los críticos les ha entusiasmado. Por una vez, todos tenían razón.

Greil Marcus

Muchas gracias y ¡nos vemos en la próxima reseña!!

Un comentario en “La conjura de los necios, de John Kennedy Toole”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s